FANDOM


Antasma Artwork - Mario & Luigi Dream Team
Este articulo se ha categorizado como esbozo (tiene poca información). Puedes ayudar expandiéndolo y luego quitar la plantilla Esbozo.
Midna
150px-Midna
Artwork de Midna (transformada) en The Legend of Zelda: Twilight Princess.
Empresa creadora: Nintendo
Saga de orígen: Saga Zelda
Primera aparición: The Legend of Zelda: Twilight Princess
Género: Femenino (♀)
Alineación: Bien
Especie: Twili
Creador: Shigeru Miyamoto
Citas • Galería

Midna (ミドナ Midona) Es un personaje de The Legend of Zelda: Twilight Princess. Es la princesa del Crepúsculo. La originaria de la raza Twili, se une al protagonista, Link, para luchar contra un "mal" que ella sola no podía superar. De forma adecuada a su naturaleza oscura, tiene un sentido del humor travieso y juguetón, mostrando una actitud un tanto cínica durante la mayor parte del juego.

Ella también tiene una de las voces de actuación más extensa de la saga, como todos sus diálogos están representadas por una vocalización audible (aunque ininteligible). La voz de Midna es proporcionada por Akiko Koumoto.

Biografía

Midna es una Twili, una raza descendiente de los Intrusos que, hace mucho tiempo usaron su magia malvada muy poderosa para tratar de llegar al mítico poder dorado y así, ser la raza superior en Hyrule, pero fueron desterrados a una dimensión alterna por las Diosas Doradas. Ya sea de forma hereditaria o por medio de elecciones, Midna fue elegida como la próxima gobernante de los Twili, una posición codiciada por Zant, un sirviente de la Familia Real del crepúsculo (que si bien es mencionada nunca aparece durante el juego, pues probablemente que Zant los mató). Enojado porque su pueblo prefirió a Midna antes que a él, Zant llegó a un acuerdo con Ganondorf, a quien él creía un dios, y recibió una magia maligna ilimitada. Zant utilizó está magia para transformar a su propia gente en monstruos horribles llamados Bestias de las Sombras e invadir el Palacio del Crepúsculo. Zant acorraló a Midna en uno de los balcones y la maldijo, obligándola a tener un cuerpo diminuto y con poderes muy limitados a manera de humillación. Horrorizada por su apariencia, Midna dejó el trono a Zant y huyó del palacio, dejando a su pueblo ante un terrible destino.

Poco después, Midna se dio cuenta que podría recuperar y restaurar la Sombra Fundida, la forma adaptada por los poderes oscuros de sus antepasados, que sería capaz de destituir a Zant y recuperar el trono. Llevando consigo la pieza que ya tenía como un casco, se dirigió a Hyrule en busca de los otros tres fragmentos, donde se enteró de que la Princesa Zelda se rindió ante Zant para salvar a su pueblo del peligro. Su plan obtuvo fuerza cuando fue testigo de la transformación de Link en lobo después de haber sido tirado en el crepúsculo que ahora cubría las tierras de Hyrule. Recordando una leyenda entre su pueblo, que un héroe aparecería como la "bestia divina de ojos azules", Midna finalmente decidió utilizar a Link como una manera de recuperar el trono.

Midna se presenta formalmente ante Link después de que él queda encarcelado en el Castillo de Hyrule y lo ayuda a escapar a través de las vías subterráneas, durante dicho escape, ambos llegan a un acuerdo, decidiendo que ella lo ayudará a localizar a sus amigos secuestrados, a condición de que él la ayudaría a localizar y recuperar los tres fragmentos restantes de la Sombra Fundida que ella necesita. Aunque en un principio, con una actitud algo diabólica, juguetona y algo mandona hacia Link, su actitud sufre algunos cambios a lo largo del viaje, mientras ella se da cuenta de las cosas en que ha llevado a Link y le pide disculpas al terminar el Santuario del Lago.

Después de que Link y Midna reúnen las otras tres partes de la Sombra Fundida, Zant se enfrenta a ellos, teniendo las tres ya mencionadas piezas y exigiendo a Midna a hablar sobre cómo ella podría tratar de desafiar a su "rey". Zant se prepara para atacarla con el Cristal Oscuro, pero Link lo ataca para protegerla, por lo que se daña él mismo convirtiéndose en lobo permanentemente. Luego, Zant intenta convencer a Midna para unirse con él en su conquista hacia el Mundo de la Luz, sin embargo, rápidamente se niega, mostrando que, a pesar de sus palabras, ella también le importaba un poco el Mundo de la Luz. Al darse cuenta de que Midna no se unirá a él, y que ella será una amenaza para su gobierno, Zant decide deshacerse por completo de Midna, exponiéndola a la luz del espíritu Lanayru. Lanayru transporta a Link lobo y a una malherida Midna a la Pradera de Hyrule. Link Lobo lleva a Midna hasta la Princesa Zelda, con la esperanza de que puede eliminar la maldición que cayó en él y sanar a Midna. Ella le dice a Link que para destruir la maldición que cayó en él, debe buscar la Espada Maestra que se oculta en la Arboleda Sagrada. Tras una sucesión de eventos, Zelda le otorga su alma a Midna para salvarla de su casi segura muerte. Con Zelda desaparecida, Link y Midna se ponen en marcha para encontrar la Espada Maestra. A partir de aquí, cambia completamente la actitud de Midna hacia Link.

Midna le dice a Link que, con el fin de destruir a Zant, deben encontrar el Espejo del Crepúsculo para acceder al Reino Crepuscular. Cuando los dos se encuentran en el Circo del Espejo en el Desierto Gerudo, ven que el Espejo ha sido roto en cuatro pedazos, uno de los cuales se mantiene aún en el pedestal del Espejo. Los Antiguos Sabios de Hyrule aparecen y explican que se trataba de Zant quien rompió el espejo, también explican el actuar de Zant, revelando hasta cierto punto, que Ganondorf tiene algo que ver en el plan y que éste inevitablemente le dio su poder a Zant. Más tarde, Midna revela que Zant sólo podía separar el espejo, ya que él no era el verdadero gobernante de los Twili y por tanto, no podía destruirlo realmente. Después de pasar por las Ruinas del Pico Nevado, el Templo del Tiempo, y también Celestia, Link y Midna vuelven al Circo del Espejo para restaurar el Espejo del Crepúsculo. En este punto, los Sabios revelan que Midna es la verdadera Princesa del Crepúsculo. Acorralada por su pasado, Midna finalmente revela sus intenciones a Link; a ella no le importaba lo que pasara con el Mundo de la Luz, siempre pensaba en volver a su reino a la normalidad. Sin embargo, ella dice que después de ver los actos desinteresados y sacrificios tanto de Link como de la Princesa Zelda, que sintió esto en lo más profundo de su corazón, por lo que tuvo que salvar a Hyrule también. Por lo tanto, Link y Midna acuerdan en salvar a Hyrule y al Reino Crepuscular.

Cuando Link y Midna llegan a la sala del trono del Palacio del Crepúsculo, aparece Zant, lo que lleva a Link y Midna a una larga batalla visitando escenarios y tácticas vistas anteriormente de jefes y sub-jefes. Después de acabar con esta batalla, Midna recupera las Sombras Fundidas de Zant, pero no vuelve a su forma original, como ella había pensado. Entonces, Zant revela que deben matar a Ganondorf para que se levante la maldición y Zant sea verdaderamente destruido, que era el propósito de barrera erigida fuera del Castillo de Hyrule, que permitirá a un lugar seguro a Ganondorf para que Zant pudiera seguir con su vida. En un ataque de rabia, Midna usa la Sombra Fundida para ensartar a Zant con varias monstruosas tiras de cabello, matándolo. Después de regresar al Mundo de la Luz y al Castillo de Hyrule, ella recupera la magia de su herencia y se vuelve capaz de utilizar las Sombra Fundida para transformarse en un ser gigantesco y oscuro, parecido a una criatura arácnida, y finalmente rompe la barrera que rodea al Castillo de Hyrule. Link y Midna luego se enfrentan a Ganondorf y, después de que Link lucha tanto contra Zelda Poseída y Ganon en forma de bestia, el alma de Zelda vuelve a ella. La Princesa Zelda le dice a Midna que, en algún momento sus almas estuvieron unidas, ahora ella comprende plenamente el sufrimiento de Midna. Antes de que los tres vuelvan a unirse, sin embargo, Ganondorf aparece como una esfera llena de llamas oscuras parecida a su propia cabeza. Luego, Midna prepara la Sombra Fundida y, en contra de los deseos de Link y Zelda, los transporta a las afueras del Castillo de Hyrule. Después de una sonrisa por sus amigos, Midna usa la Sombra Fundida para tomar su forma bestial y ataca a Ganondorf.

Link y Zelda llegan a la Pradera de Hyrule, y desde allí presencian la destrucción total del castillo con una explosión masiva. Sin embargo, pronto se manifiesta Ganondorf como victorioso, y surge desde el Castillo de Hyrule llevando el casco que usaba Midna, aplastándolo como símbolo de su derrota. Después de que Link, con alguna ayuda de Zelda, derrota a Ganondorf de una vez por todas, los Espíritus de la Luz traen de vuelta a Midna a la vida y la maldición que cayó sobre ella, finalmente desaparece. En un momento cómico, cuando Link ve por primera vez la verdadera forma de Midna, ella se advierte de su silencio y le pregunta si había quedado congelado por la belleza de ella, pero Link sigue sin palabras y sólo sonríe. A continuación, Midna se despide del Mundo de la Luz, despidiéndose y agradeciendo a Zelda. En cuanto a Link, empieza una frase: "Link... Yo..." (silencio) Nos vemos...". Ella dice que mientras el Espejo del Crepúsculo se mantenga intacto, ella y Link pueden verse de nuevo algún día, para después lanzar una lágrima al espejo, destruyéndolo por completo. Midna regresa junto a su reino justo antes de que el espejo se destruya, acabando así con el único vínculo conocido entre los dos mundos.

Características

Midna es una pequeña Twili de ojos amarillos y con un casco que cubre uno de ellos. El color de su piel alterna entre azul y blanco.

Armas y habilidades

La habilidad de flotar de Midna es relativa, viendo cualquier imagen suya. Además puede tocar el artefacto que convierte a Link en lobo sin sufrir ningún problema y usar la roca fundida para transformarse en una bestia con un poder cercano al de Ganon, pero no mayor.

Galeria

Enlances externos

Plantilla:The Legend of Zelda Wiki